miércoles, 3 de agosto de 2016

En mí

g

4 años, hoy estuve sólo pensando en una sola cosa que me  ha atormentado desde hace algunos meses, planeando para acabar con este tormento, en esa verdadera vorágine, ví la  fecha en el celular: 3 de agosto.
Fuiste el mejor ser que pudo entrar en mi vida, me hiciste tanto bien, al principio tenía miedo porque me di cuenta que eras un perrito muy sensible y temía hacerte daño, traté de cuidarte y protegerte, quizás una de las cosas que más me dolían de ya no tenerte conmigo era no poder protegerte. Hiciste visible para mí a los perros callejeros que antes eran prácticamente invisibles ante mis ojos, gracias a ti, los ví, ví su sufrimiento y también la hermosa nobleza que transmiten a través de sus ojos, gracias a ti me hice responsable al ver algunos perritos sufrir, no podía seguir de largo como si nada, debía ayudar, y si algunos de ellos están bien, es gracias, en primera instancia a tu inspiración, a tu existencia en mi vida.
Despertaste en mi amor, me hiciste amar y te amé como a un hijo. No entiendo por qué si llegaste como un sanador te fuiste tan pronto, con sólo 3 añitos, quería tanto cuidarte cuando fueras viejito, te compraba ciertos alimentos pensando en eso, te amé, te amé mucho y te amo aún, mi Lukin, mi Lukin guagua, no entiendo por qué te perdí tan pronto, ¿por qué?
Llegaste a mi vida el 2009, los dos seres que más me han llenado y nutrido con amor llegaron ese año, ahora estoy sin ninguno de ustedes que fueron buenos amigos y no sé qué se viene por delante, sé lo que no quiero y parece inminente, no sé si volveré a nutrirme de tanto amor, no sé si volveré a ser feliz, no sé si eso me corresponde, lo que si sé es que pasaste por mi vida y estarás en mí por siempre. En algunas ocasiones cuando he estado muy triste he sentido tu olorcito en la cama, el olor que tenías días antes de partir y es como un consuelo, siento que vienes a visitarme y a volver a aliviar mis penas y tormentos, a hacerme un cariño, un cariño a la mamá que te quiere tanto y te lo agradezco tanto, vienes como cuando lloraba encerrada en mi pieza y te me acercabas como si supieras lo triste que estaba, te acercabas como nadie nunca se ha acercado a mí en esta casa.
Hoy siento pena por mis pérdidas, siento un vacío en mi pecho, siento que esa parte de mi vida se cierra por completo, pero todo lo que viví, todo el amor que me dieron, todo lo que yo sentí, todos los recuerdos viven guardados en mí.
Te perdí, pero te tendré dentro de mí para siempre, esos 3 años junto a ti no me los quitará nadie, siempre serás parte de mi vida, de mi corazón y de mi amor.
Te amo hijito, te amo mi Lukin chulo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Pajaritos Que Vienen Y Se Van ...