martes, 27 de diciembre de 2016

Aceptar

Aceptar que este embarazo no fue como lo esperaba ni como lo esperaría cualquier mujer
Aceptar que me la pasé llorando
Aceptar que me la pasé con la angustia de que me dejaran sola
Aceptar discutí como nunca
Aceptar que me humillé para que no me dejaran
Aceptar que en tres ocasiones me dijeran que no estaban ni ahí conmigo
Aceptar que no fui la regalona de nadie
Aceptar que no me dieron siempre el apoyo que necesité, ni siquiera mi familia
Aceptar que rechacé el embarazo los primeros meses con todo mi corazón, más que el embarazo en sí mismo, el vínculo que éste crea con un tercero y con un tipo de realidad y familia que no elegí.
Aceptar que nunca se pensó en mi y en mi bebé como prioridad, aunque se haya dicho lo contrario muchas veces
Aceptar que ví golpeadas. botadas e insultadas las cosas de mi bebé por parte de la última persona en este mundo que debió hacer eso.
Aceptar que me dijeran estando emocionalmente desecha que me destruirían en vez de consolarme
Aceptar que como respuesta a mi angustia y llantos hubo la mayoría de las veces frialdad y un rostro lleno de odio hacia mí.
 Aceptar que cuando tenga a mi bebé talvez esté sola, así como lo estuve hoy gran parte de la tarde.
Aceptar que somos solo dos y que eso igual me gusta
Aceptar que estuve sin dinero durante el embarazo y me privé de muchas cosas por eso.
Aceptar, aceptar que se puede ir a la mierda y no existir más.

0 comentarios:

Publicar un comentario

linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Pajaritos Que Vienen Y Se Van ...